Archivo de la etiqueta: multas semáforo

Multas de tráfico: notificación y sanciones de las infracciones graves

La semana pasada os contábamos cuáles son y cómo se sancionan las infracciones de tipo leve. En este nuevo artículo conoceremos todas las infracciones que la Ley de Tráfico cataloga como de tipo grave, con las que debemos tener mayor cuidado pues tienen un importe de multa mayor o es necesario identificar al conductor porque tienen pérdida de puntos en el carnet.

Infracciones Graves - Resumen Continue reading

¿Me pueden multar por saltarme un semáforo en ámbar?

Si has dudado al leer el título de nuestro artículo o tratado de recordar si el semáforo que pasaste esta mañana estaba en verde o en ámbar (esperamos que en rojo, no) te invitamos a seguir leyendo.

Multas por saltarme un semáforo en ámbar
No todos los casos generan una multa de tráfico, por lo que se convierte en una duda muy frecuente entre los conductores. Veremos qué dice la Ley al respecto y comentaremos cómo actuar en cada caso, ya que ser multados por no respetar un semáforo conlleva una sanción de 200€ y la pérdida de 4 puntos del carnet.

Continue reading

Futbolistas que sorprenden también por sus multas de tráfico

Tras el último caso de Karim Benzemá y su incidente de tráfico en el Aeropuerto de Barajas, nos ha llamado la atención la relación que a veces guarda el mundo del fútbol con las multas de tráfico. Por ello hemos recopilado algunos de los hechos más sonados de conocidos futbolistas al volante, algunos no nos podrán dejar indiferentes.

Futbolistas y multas de tráfico

Karim Benzema durante la Eurocopa 2012. Fuente Wikipedia.

Velocidad en el campo y en la carretera

Piqué: “Qué mala es la envidia”. Continue reading

Multa anulada por sobrepasar un semáforo en rojo

Procedemos a comentar en este espacio que nos atañe, una interesante sentencia realizada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 4 de Madrid sobre la gestión de un recurso a una sanción de tráfico por rebasar un semáforo en fase en roja, cuya base de alegación fue la presunción de inocencia y la vulneración al principio de legalidad por inexistencia del hecho denunciado.

Multa por pasar un semáforo en rojo

Supuesta imagen del vehículo pasando un semáforo en fase rojo.

Desglosaremos de forma pormenorizada, pero sencilla, teniendo en cuenta el lenguaje legal, lo que es una medida que le puede afectar directamente como usuario de las vías de trasporte por carretera. Para ello, nuestro gabinete de abogados especializado de Gesthispania, ha puesto en funcionamiento la maquinaria legal (bien engrasada por cierto) de la que dispone, y al más alto nivel y profesionalidad que sabemos. Se ha adjudicado (merecidamente, sin miedo a decirlo) una “muesca” de efectividad y de talento en esta sentencia.

Como comentábamos, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 4 de Madrid nos ha dado por válida una demanda interpuesta en su día a favor de un cliente nuestro. Dicha sentencia ha sido dictada sin que fuera necesario la celebración del juicio, ya que en la demanda se pidió expresamente “la no celebración de vista” de acuerdo al Art. 62 de la  Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa , y al no mediar manifestación contraria por parte de la letrada del demandado, se declaró el pleito concluso dictándose la correspondiente sentencia estimatoria a nuestro favor.

Detallando un poco más los hechos y la demanda interpuesta que es objeto de este análisis, pedimos que se anulara la sanción a nombre del demandado, nuestro cliente, por la parte contraria, el Ayuntamiento. Éste último consideró, como contra medida y como suceso delictivo, que la persona sancionada rebasó un semáforo en fase roja, en el Paseo de la Castellana 105. Nosotros debíamos probar que este hecho no acaeció, debíamos demostrarlo, adjuntando pruebas y buscando las vías legales más apropiadas para este caso particular, y comenzar un proceso consecuente en todos sus componentes.

Nuestro cliente recibió su correspondiente notificación de denuncia junto con dos fotografías, en una se muestra el vehículo antes de rebasar el semáforo y, en la otra, el coche cuando ya ha pasado el semáforo, pero en dichas foto no se apreciaba con total claridad que dicho semáforo estuviera rojo. Esto implica que puede tratarse también de un semáforo en amarillo, por lo que esta situación ambigua puede y debe explotarse en la medida de lo posible.

Es importante recordar que el hecho de saltarse un semáforo en rojo implica una sanción económica importante, de alrededor de 200 euros. A eso hay que sumarle la pérdida de 4 puntos en el carné de conducir, que pueden hacer que perdamos todos los puntos y perdamos su vigencia.

Debemos destacar que esta cuantía económica (tipo de multa anteriormente mencionada) no corresponde con saltarse un semáforo en fase amarilla, que es lo que en este caso defendimos legalmente, ya que incluso tratándose de un amarillo fijo está justificado, siempre y cuando el detenerse implique riesgo de colisión con los vehículos que le preceden.

En este caso, creamos dos vías para aprovechar legalmente el recurso y sentenciar definitivamente la defensa de nuestro cliente. Así, basamos nuestra demanda principalmente en la presunción de inocencia (Art. 24 de la Constitución Española) y la vulneración al principio de legalidad por “inexistencia del hecho denunciado”, ya que el denunciado pasó el semáforo en amarillo, en lugar de en rojo. Todo ello lo fundamentamos en que no se aportó prueba donde apareciese con total claridad que el semáforo estaba en rojo. En las fotografías realizadas a través del dispositivo no se puede apreciar si cuando es rebasado el semáforo, por el vehículo denunciado, éste se encuentra ya en fase roja o aún esta en ámbar.

Una vez leída la demanda por la competencia legal, el juez, tenemos la sentencia que habíamos buscado desde el principio, y nos da la razón, porque desde su punto de vista, efectivamente, la fotografía no es nítida. Añadimos además, que el juez ni tan siquiera tiene en cuenta que el vehículo que circulaba junto al de nuestro cliente aparezca detenido, ya que la fotografía por sí sola no sirve para demostrar que se detuvo, es por ello que debe prevalecer el derecho a la presunción de inocencia.

Como resumen, una situación difícil para nuestro cliente la hemos solventamos de la mejor manera posible y haciendo un detallado estudio de su situación, pudimos concretar como atacar ese caso en particular, ya no solo en un frente, sino en varios, haciendo más efectivo, si cabe, el recurso; que dicho por otra parte, es lo que hacemos, y en ello somos profesionales en continua superación de cualquier tipo de traba legal, defendiendo siempre los intereses nuestros clientes.

Por desgracia, la mayor parte de la gente no se atreve a presentar y defender su caso en los Juzgados, por ello, algunos organismos en este tipo de situaciones se suelen aprovechar de la situación, saben que no todo el mundo está dispuesto a ir a los Tribunales, que es donde se suelen ganar estos temas.

Esperamos que este caso os sirva de ayuda, tanto si os encontráis ahora en una misma situación y no sabéis como defenderos, o si os pasa en el futuro. En cualquier caso, dejadnos vuestras consultas como comentarios en este artículo.

Defensa de multas por pasar un semáforo en rojo

En la actualidad son muchos los Juzgados (que no los Organismos..) que no dan validez a las infracciones de semáforo en fase roja, bien porque han sido tomadas por sistemas de captación de imágenes indebidamente homologados, o porque no cumplen lo dispuesto en la Ley, por ejemplo: no aparece claramente en la fotografía el hecho infringido.

Multas Semáforo

Semáforo sencillo. Fuente Google Images

En diversos manuales de la Dirección General de Tráfico aparece la siguiente documentación como imprescindible para que dichas infracciones sean válidas, por lo que es recomendable cuando nos lleguen este tipo de infracciones analizarlas con cuidado, pues es importante recordar que no solo se trata de infracciones de una cuantía elevada sino que, una vez firmes, conllevan siempre, la pérdida de 4 puntos en el carné de conducir.

Dicha documentación es la siguiente:

– Documento fotográfico ampliado del vehículo sancionado. Para verificar si el mismo, efectivamente, rebasó el semáforo en fase roja. En relación con esto, cabe señalar que de propia documentación de la DGT a la que hemos tenido acceso, se indica que “estando el semáforo en fase roja y en caso de que un vehículo sobrepase la línea de detención, el dispositivo deberá tomar una secuencia de entre 3 y 5 fotografías digitales, que deberán recoger la parte posterior del vehículo y el estado de iluminación del semáforo, en las siguientes situaciones:

A. Vehículo antes de la línea de parada.

B. Vehículo sobrepasando línea de parada.

C. Vehículo habiendo sobrepasado el cruce o el paso de peatones.

Opcionalmente, y de forma deseable, se permitirá la toma de una secuencia de vídeo.

El dispositivo debe permitir, por comparación de las fotografías captadas y de forma automática, la verificación de la infracción.                          

– Certificado del sistema de captación de imágenes utilizado, que certifique que cumple lo dispuesto en la Orden ITC/3123/2010 de 26 de noviembre, por la que se regula el control metrológico del estado de estos instrumentos, puesto que la Ley 3/1985, de 18 de marzo, de Metrología exige que “Los instrumentos, aparatos o medios y sistemas de medida que sean utilizados para la formulación de denuncias por infracciones a la normativa de tráfico estarán sometidos a control metrológico”.

Además, existen sentencias como la del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 23 de Madrid que señalan que “sin documento alguno que demuestre la fiabilidad del instrumento de captación y que permita enlazar con la presunción de veracidad del agente denunciante, lo que el agente presume que ha pasado es solo un mero indicio y su actuación está desprovista de la presunción de veracidad en relación directa con la conexión entre la infracción y lo captado” y añade la sentencia que “el agente ni ve la infracción ni puede entenderse de que esta, haya sido captada por un instrumento que no admita manipulación o que pase controles que aseguren el regular funcionamiento del instrumento en cuestión”.

Esta sentencia considera que el folleto informativo sobre las condiciones del aparato que capta las imágenes, no cumple esa función y que se deberían publicar las condiciones del mismo y su fiabilidad, así como el proceso de obtención de los fotogramas y demás elementos que permitan asegurar su utilización. Si bien esto en la actualidad pocos organismos lo hacen y menos se lo comunican al conductor,  al que tan solo llega, en el mejor de los casos, una secuencia de dos fotografías que no siempre recogen lo exigido por la Dirección General de Tráfico.

Pero hay que tener claro que el infractor tiene que estar dispuesto a agotar la Vía Administrativa y acudir a la Vía Contenciosa Administrativa,  para conseguir la estimación de su pretensión, lo que conlleva a asumir el coste adicional que esto supone, es decir, la asistencia letrada más las tasas judiciales.

Realmente los organismos juegan con ese respeto de los ciudadanos a acudir a la Vía Judicial (respeto derivado del coste extra que ello supone) para desestimar, casi siempre, las alegaciones que se presentan, dejando prácticamente indefensos a los ciudadanos, que una vez más tienen que adelantar su dinero para conseguir que un juzgado obligue finalmente al organismo de turno a que les de la razón.