Archivo por meses: octubre 2013

Gesthispania certifica su Sistema de Gestión bajo la Norma UNE/ISO-IEC 27001:2007 en Seguridad de la Información por Bureau Veritas Certification

La obtención de esta certificación posiciona a Gesthispania como la primera empresa dedicada a la gestión de multas de tráfico en España, certificada con una norma de reconocimiento internacional.

El pasado mes de julio, Gestorías Asociadas Gesthispania obtuvo la certificación UNE-ISO/IEC 27001:2007 por Bureau Veritas Certification, primera entidad privada de Certificación en España. Esta certificación, bajo acreditación ENAC – Entidad Nacional de Acreditación, reconoce la seguridad de los sistemas de información que dan soporte al servicio de gestión de multas de flotas aplicados desde la Sede Central, instalada en la ciudad de Córdoba, de Gesthispania.

Sello ISO 27001 Gesthispania

Sello Certificación UNE-ISO/IEC 27001:2007 de Gesthispania

La evaluación y obtención de la certificación ISO 27001 manifiestan las buenas prácticas aplicadas en los procesos de gestión de Gesthispania,  al mismo tiempo que reconoce en el mercado nacional e internacional el esfuerzo y el compromiso de todo el equipo por garantizar a sus clientes el tratamiento óptimo y seguro de la información que les confía.

Recientemente, obtuvimos también de Legitec, consultora de ámbito nacional especializada en Legislación aplicada a las Nuevas Tecnologías, su Sello de Excelencia en el Cumplimiento de la Normativa de Protección de Datos.

Así, Gesthispania reafirma su visión estratégica hacia la excelencia empresarial, apoyándose en el deseo y deber de mejora continua, claves para el desarrollo en el nuevo entorno competitivo y económico del país.

 

Sobre Gesthispania:

Gestorías Asociadas Gesthispania, empresa cordobesa con 10 años de experiencia en la gestión administrativa de tráfico y transporte, además es la organización de la que nace Miratusmultas.com, actúa como outsourcing en la gestión de multas de tráfico para grandes empresas nacionales e internacionales como: Arval Service Lease, CaixaRenting, Hertz España, Swarovsky, Mediaset España, Heinz, Oracle, LVMH y Telefónica), gestionando actualmente una flota media mensual de más de 85.500 vehículos. Con sede en Córdoba y Madrid y más de 40 empleados, trabaja en la creación de soluciones cada vez más prácticas y seguras en el ámbito de la gestión de multas, trámites y documentación de vehículos, con una visión innovadora y de uso eficiente de las Nuevas Tecnologías e Internet.

¿Quieres saber más sobre Gesthispania? Visita nuestra página web www.gesthispania.com y contacta con nosotros.

Falta de precisión en la descripción del hecho infringido

La ley exige una descripción del hecho infringido en las denuncias, que justifique y califique la gravedad del hecho y que a su vez permita al conductor ejercer el derecho a la defensa reconocido en la ley. Aún así, se dan casos como el que a continuación exponemos, pero en los que la defensa es posible.

 

Boletín denuncia

Agente cumplimentando Boletín de Denuncia. Fuente Google Images.

Recientemente, el titular del Juzgado nº 19 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid ha anulado una denuncia interpuesta por un controlador del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) que no especificó en el boletín de denuncia en qué situación se encontraba el vehículo infractor. Concretamente, el agente denunció al conductor por estacionar “obstaculizando gravemente la circulación de vehículos o de peatones o constituyendo un riesgo”, sin indicar si invadía o imposibilitaba el uso de un paso de peatones o estaba estacionado en una esquina de forma que impedía la circulación o estaba estacionado encima de la acera o, incluso, si estaba en doble fila.

Como consecuencia de esta falta de precisión en la descripción del hecho infringido, que se corresponde con una infracción grave sancionada con multa de 200€,  el Juez de lo Contencioso-Administrativo ha estimado el recurso presentado y ha anulado la sanción por no ajustarse a derecho. El juez considera que se ha generado una evidente y clara indefensión al conductor ya que al no describirse correctamente la infracción cometida, este no podía hacer alegaciones ni ejercer ninguna acción en su defensa.

El Artículo 74 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, señala en su Apartado Segundo que “en las denuncias por hechos de la circulación deberá constar, en todo caso:

a) La identificación del vehículo con el que se hubiese cometido la supuesta infracción.

b) La identidad del denunciado, si fuere conocida.

c) Una descripción sucinta del hecho, con expresión del lugar o tramo, fecha y hora.

d) El nombre y domicilio del denunciante o, si fuera un Agente de la Autoridad, su número de identificación profesional.

Los distintos organismos con competencia en materia sancionadora, amparados en una mayor gravedad del hecho infringido, pero sin justificar en la mayoría de los casos en que consiste dicha gravedad,  califican como infracciones muy graves sancionadas con 200€ de multa, hechos que no revisten tal gravedad y que se podían calificar como leves estando sancionados con multas de hasta 100€.

Para ello se amparan en la Ley de Seguridad Vial, concretamente en el artículo 65.4.d), que señala que son infracciones graves  “parar o estacionar en el carril bus, en curvas, cambios de rasante, zonas de estacionamiento para uso exclusivo de personas con discapacidad, túneles, pasos inferiores, intersecciones o en cualquier otro lugar peligroso o en el que se obstaculice gravemente la circulación o constituya un riesgo, especialmente para los peatones.

Pero la ley exige una descripción, aunque sean sucintas, del hecho infringido que justifique y califique la gravedad del hecho y que a su vez permita al conductor ejercer el derecho a la defensa reconocido en la ley.

Gesthispania, no solo en estos casos, sino en todos los casos que recibimos, una vez estudiado cada caso concreto por nuestro equipo jurídico, un abogado se pone en contacto con el cliente y siempre le aconsejamos la mejor opción para la defensa de sus derechos, en unas ocasiones será efectuar el pago para aprovecharse de la reducción del 50%, en otros presentar recurso en vía administrativa y en otros acudir a la vía contenciosa administrativa, siendo, no obstante,  el cliente quien siempre tenga la última palabra.

Pero hay que tener claro que acudir a la Vía Contenciosa administrativa implica un coste añadido, como son las tasas judiciales, gastos de apoderamiento y  la asistencia letrada, más el abono del importe de la multa, que aconsejamos hacer efectivo para evitar que la sanción se incremente en vía ejecutiva con los intereses de demora. Esto  hace que los conductores tengan a veces más complicado, o simplemente más caro, defender sus derechos en vía contenciosa, defender sus derechos de una Administración que parece que olvida cada vez más que está al Servicio de los ciudadanos.